Héroes y heroínas: Es mi turno Serie devocional Parte 2

Forge

Enero 24, 2024

Cuando Dios le prometió a Abraham que sus descendientes medirían el número de estrellas en el cielo, Dios sabía que eso sólo sucedería cuando una generación pasara a la siguiente el mensaje de vida en Yahweh.

En la plenitud de los tiempos, cuando Jesús llegó al escenario de la historia, su llamado fue a “hacer discípulos” comenzando cerca y llegando lejos. Como lo dijo Jesús: “Sed mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta los confines de la tierra.” (Hechos 1:8, NVI). Lo que Jesús estaba pidiendo al fusionar el “Gran Mandamiento” (amar a Dios, amar a las personas) y “La Gran Comisión” (hacer discípulos de todas las naciones), era que generación tras generación respondieran al llamado y pasaran el testigo de la fe. Jesús estableció y modeló cómo sería pasar la batuta de las Buenas Nuevas del Evangelio. Requeriría un corazón cercano a Él y una vida centrada intencionalmente en el Reino, a lo que nos referimos en Forge como tener el corazón en llamas, la vida con propósito.

El apóstol Pablo fue uno de los primeros en ayudar a los seguidores de Jesús que trabajaban en el Reino a poner en práctica diariamente lo que Jesús enseñó. Pablo escribió: “Sigan mi ejemplo, como yo sigo el ejemplo de Cristo.” (1 Corintios 11:1, NVI). Pablo, que a menudo escribía utilizando la metáfora de correr una carrera, estaba describiendo lo que llamamos “pasar el testigo”. Muy a menudo, el “paso de testigo” ocurre entre dos personas que están vivas y que se comunican personalmente mediante un diálogo continuo.

El escritor de Hebreos reconoció otro intercambio poderoso: la tutoría histórica, buscando modelos a seguir o “héroes y heroínas de la fe” como ejemplos a seguir. En Hebreos 11 tenemos una de las listas más asombrosas de la Biblia. Estos hombres y mujeres de fe, tanto nombrados como anónimos, sirven como ilustraciones continuas de los beneficios de dedicar nuestras vidas a Dios y vivir por fe. Estos pasadores de testigos son parte de la actual “gran nube de testigos”mencionado en Hebreos 12.

El capítulo final de Hebreos nos deja con estas palabras: “Acordaos de vuestros líderes, que os hablaron la palabra de Dios. Considere el resultado de su forma de vida e imite su fe.” (Hebreos 13:7, NVI). Durante las próximas semanas, veremos tres aplicaciones prácticas al tema de correr la carrera, héroes y heroínas, modelos a seguir y mentores históricos envueltos en este versículo.

Desafío semanal

¿Quiénes han sido algunos de los líderes espirituales en su vida, héroes y heroínas, hombres y mujeres que lo llevaron a Jesús o lo discipularon en su caminar con Dios? ¿Cuál es el legado de uno de ellos del que puedas inspirarte hoy? ¿Cómo puedes imitar su fe?

También en esta serie devocional:
Parte 1: El traspaso
Parte 2: Héroes y heroínas
Parte 3: Recuerda
Parte 4: Considere el resultado
Parte 5: Imita su fe
Parte 6: Ayer + Hoy + Siempre

Descubra más sobre cómo puede tener un impacto extraordinario en el Reino

¡OBTENGA Es mi turno AQUÍ!