“Ese Mensaje era para Mí”

10 de Octubre de 2022

Dwight Robertson comparte cómo Dios tocó su cuerpo enfermo y LLENÓ una gran iglesia de Colorado con su Espíritu cuando predicó durante dos servicios hasta el punto en que muchos lloraban en la presencia de Dios. Cientos respondieron a la invitación y el estribillo repetido fue: “Ese mensaje era para mí”. Dios habló personalmente a tantos corazones llamando a Obreros del Reino. El pastor fue testigo de que “ha comenzado un movimiento”. ¡Alabado sea Dios por las grandes cosas que ha hecho! ¡Gracias por sus oraciones!